¿Quedamos a tomar café?

Yo me dispongo a tomarme algún que otro cafetito mientras tecleo, intentando pensar con cada sorbo y escribir entre uno y otro disfrutando de un momento especial en el que pueda volcar ideas, opiniones, sobre libros, música, imágenes, dar rienda suelta a algún que otro desvarío, desahogar algún grito, espero que también algo de humor, a través de esta gran ventana virtual.

Abierta queda. Si alguien quiere tomarse un café conmigo bienvenido sea.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Un paseo por las calles mojadas de Madrid


¿Os apetece un paseo por Madrid?

Yo confieso que este ciudad lo mismo despierta mis demonios que rescata de mi interior un cálido sentimiento de reconocimiento hacia calles y rincones que han formado parte del decorado de mi vida, ligados irremediablemente a multitud de recuerdos de un tiempo que mi memoria se empeña en que siempre fue mejor. El paseo de esta tarde transcurre por alguno de esos rincones. 

Durante todo el día el sol y las nubes batallan por ocupar el cielo y tras el duro combate, el sol se rinde y al esconderse, las nubes lo celebran concentrándose y descargando su alegría sobre los sufridos madrileños que decidimos aventurarnos por sus calles. No importa, estamos dispuestos a sacarle partido a la tarde y la lluvia ha conseguido sacarle brillo a las calles del viejo Madrid. ¿Me acompañas?

¡Pues coge el paraguas, que vamos a mojarnos!





Centro, origen, punto de referencia de todos, para los de dentro y para los de fuera, ¿Quien no la conoce?

¿Pero la habíais visto con esta luz, cuando la tarde es casi noche, y la lluvia ha dejado limpio el asfalto?

 Un poco de agua y de luz y unas tristes losas grises se convierten en... ¡un cuadro!
Me encanta ver la Plaza Mayor practicamente vacía.


Somos pocos los que nos aventuramos a cruzarla, hay que sortear charcos como mares.









Bajo los soportales los pintores y caricaturistas siguen trabajando. 










Salimos de la Plaza Mayor por la calle de Toledo. Nos metemos ahora por las callejas del Madrid de los Austrias hasta Puerta Cerrada. 

Estas calles esconden rincones que me gustan mucho. Aún ahora hay algunas terrazas pero aunque ha dejado de llover y no hace nada de frío hoy no vamos a sentarnos en ellas. Cuando llega el buen tiempo, sin embargo, es una de mis zonas preferidas para tomar una cervecita.

Desde la calle de Segovia echamos un vistazo al viaducto para después callejeando subir hasta Mayor donde volvemos a encontrar el bullicio de los que acaban de salir de la catedral de la Almudena que ha congregado a un buen numero de madrileños por ser su fiesta.





La calle de Bailén ¡sin coches! y el patio de armas del Palacio Real




Recorremos con calma la plaza de Oriente sorteando charcos y disfrutando del Teatro Real iluminado y de esta imagen un tanto melancólica de las terrazas vacías
Ya casi hemos acabado. Salimos a la plaza de Isabel II, es decir a lo que todos conocemos como la plaza de Opera. Solo nos queda volver a Sol subiendo por la concurrida calle Arenal.




¿Os ha gustado el paseo? 
Esta es la versión corta y comentada, pero si os apetece podéis ver el vídeo con todas las imágenes del paseo acompañados por la música de Don McLean.



Era 9 de noviembre, día de la Almudena y fiesta en Madrid. 




35 comentarios:

  1. Qué paseo más agradable, aunque yo reconozco que con lluvia me cuesta muchísimo pasear pero me encanta Madrid, de vez en cuando me gusta hacer una escapada sobre todo en las fechas que se aproximan
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no falto ningún año al paseo por las calles vestidas de Navidad. ¡A lo mejor nos cruzamos por la Gran Vía! aunque yo suelo evitar los días con mas ajetreo.
      Besos

      Eliminar
  2. Precioso paseo y preciosas imágenes de esa tarde noche, me ha gustado ver la Plaza Mayor solitaria cosa bastante difícil.
    Me ha gustado que compartas tu paseo.
    Besos Jara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Plaza Mayor siempre está llena de vida pero ese día todo el mundo pasaba bajo los soportales y era un placer situarse en el centro y oír solo la lluvia.
      Besos

      Eliminar
  3. Precioso paseo, unas luces de ensueño y unos brillos de magia. Gracias por invitarnos a acompañarte y ahora ... un café !?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo quieres el café, sólo o con leche?
      Después de un paseo bajo la lluvia viene bien un café calentito, pero ese día ya se había hecho tarde para el café y lo que cayó fue un vinito dulce. ¿Te vale un vino dulce?
      Besos

      Eliminar
  4. ¡Cómo echo de menos las calles madrileñas! Hace ya dos años y medio de mi última visita. Espero volver pronto. ¡Gracias por este paseo en la distancia! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace mucho tiempo de tu última visita. Te advierto que a pesar de estar aquí a veces pasa mucho tiempo sin que visites una zona concreta de la ciudad.
      Besos

      Eliminar
  5. ¡Ay! ¡qué nostalgia! Estuve durante años trabajando en un sitio de la calle Arenal esquina con Hileras que ya no es lo que era sino ahora una tienda de moda.(o lo era la última vez que fuí :D cada día es más difícil sacarme de la sierra ;) )
    Y he pateado estos mismos rincones, miles de veces. Y a veces voy como de peregrinaje, buscando este bar donde nos reuníamos o cierta tienda de vinilos, comprobando que ciertos sitios están igualitos y otros desaparecidos, reconociendo a veces hasta cierta baldosa del suelo.

    Pufff... hoy, me has dejado con sonrisa en los labios y algo de lluvia en los ojos.

    Besote grande desde mis años mozos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lluvia de la tarde se te ha contagiado. Bueno... a veces no viene mal si viene acompañada de esa sonrisa de nostalgia. Los años mozos siempre vuelven con colores brillantes, a pesar de la lluvia.
      Besos

      Eliminar
  6. ¡Y nosotros en Torremolinos, mientras tú inmortalizabas nuestra preciosa Villa y Corte! Un reportaje de mucha categoría. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, vosotros teníais el mar y nosotros la lluvia, pero a mí me gusta la lluvia si no tengo que pelear con otros paraguas y fue un paseo muy agradable. Aunque tampoco me hubiera importado haceros compañía en Torremolinos, que lo pasastéis muy requetebién.
      Besos

      Eliminar
  7. Me gusta la calle cuando está mojada, crea una magia especial que me encanta, muchas gracias por estas fotos y encantada de conocer tu blog, un besazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de tenerte por aquí Sandra y bienvenida.
      Me gusta la lluvia y los reflejos de las luces sobre el suelo mojado le dan un aire distinto a las calles.
      Besos

      Eliminar
  8. Este paseo me ha gustado mucho y sobre todo porque la lluvia pone nuevos colores a las calles. Creo que no me ha pillado nunca lluvia estando allí, pero ahora lo temo menos viendo este panorama :) Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente la lluvia es un incordio para visitar una ciudad, pero siempre podemos encontrarle un lado bueno y en la ciudad lo mejor de la lluvia son los reflejos de las luces que adornan el gris del asfalto y las aceras.
      Besos

      Eliminar
  9. Lo cierto es que ese paseo, con alguna variante según las ocasiones, es parte de mi vida, o de mis mejores recuerdos que es lo mismo.
    Deseando volver a hacerlo...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otras veces mi paseo pasa por la plaza de la Villa y el mercado de San Miguel, por ejemplo. Siempre es una zona muy agradable para pasear y parar en una terraza a charlar con amigos.

      Bienvenido a la tertulia.
      Besos


      Eliminar
  10. Espero copiarte el paseo en unos días.
    Me encanta Madrid y tienes la mala costumbre de sacarme la morriña
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que además de para sacarte la morriña sirva para que me copies incluso con lluvia. Tienen un aire especial las calles bajo el paraguas y con los pasos resonando sobre las losas mojadas ¿verdad?
      Yo hará seguramente el camino inverso al tuyo y disfrute de la lluvia del cantábrico.
      Besos

      Eliminar
    2. Me encanta Madrid con lluvia y ver la iluminación navideña y... ahora que no lo tengo junto a casa hasta me gusta la canción de Cortylandia. Es lo que tiene la morriña...
      Besos

      Eliminar
  11. Precioso paseo el que nos traes hoy, con esa luz Madrid es mucho más hermoso. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madrid puede asfixiarte en una hora punta pero también puede regalarte imágenes y momentos únicos. Si tiene que llover en Madrid, mejor que te pille paseando y de noche.
      Besos

      Eliminar
  12. Me encanta ir a Madrid cada vez que puedo, es una maravilla. Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con lluvia incluida dar un paseo por esa zona puede ser muy agradable. ¡A ver si puedes volver pronto para darlo!
      Besos

      Eliminar
  13. He estado este fin de semana paseando por esas calles, aunque no sé como me las compongo que, cuando visito Madrid, siempre acabo en esa zona. Y a mi tambien me gusta pasar por la Plaza Mayor cuando ya bien entrada la noche está casi desierta.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen mucho encanto esas calles tranquilas y pasar muy tarde o muy temprano una buena idea para tener la Plaza para tí solo.
      Besos

      Eliminar
  14. Precioso el paseo al que nos has invitado hoy. Y qué de tiempo sin ir por Madrid...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así te ha servido para darte una vueltecita por aquí ¡y sin mojarte!
      Besos

      Eliminar
  15. Hola Jara, son unas fotos preciosas ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te hayan gustado. Bienvenida.
      Besos

      Eliminar
  16. Dos veces he visitado Madrid y me ha encantado. Recuerdo que un día llovía y quise salir apasear pero mis padres me tomaron por un inconsciente hahahaha
    Te recomiendo Barcelona cuando llueve, es una ciudad mágica.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Estos padres que no entienden nada!
      Me gusta mucho Barcelona, en tiempos iba de visita todos los años en otoño, ahora hace tiempo que no voy y tengo muchas ganas de volver. Lo que no recuerdo es haber paseado por el centro de Barcelona con lluvia y sí tiene que ser una maravilla bajar por las Ramblas o pasear por el barrio Gótico con lluvia.
      Besos

      Eliminar
  17. Jara, acabo de ver las fotos del cielo de Madrid que en el blog de Rafaela y ahora las junto con estas... ¡Me dan ganas de salir a pasear ahora mismo! Y eso que vamos camino de las 2 de la madrugada.
    ¡Besazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no son horas, Román. Pero a lo mejor puedes buscar un hueco este puente que parece que se avecina lluvioso para darte una vueltecita y recordar viejos tiempos.
      Besos

      Eliminar