¿Quedamos a tomar café?

Yo me dispongo a tomarme algún que otro cafetito mientras tecleo, intentando pensar con cada sorbo y escribir entre uno y otro disfrutando de un momento especial en el que pueda volcar ideas, opiniones, sobre libros, música, imágenes, dar rienda suelta a algún que otro desvarío, desahogar algún grito, espero que también algo de humor, a través de esta gran ventana virtual.

Abierta queda. Si alguien quiere tomarse un café conmigo bienvenido sea.

lunes, 4 de febrero de 2013

Invierno desde la carretera


Me acomodo en el asiendo del copiloto, dejamos atrás la ciudad y su periferia, los enlaces de carreteras, los carteles publicitarios y los centros comerciales. Sólo la carretera, el paisaje y la música...


Me encanta este tiempo suspendido en la nada mientras el coche se come los kilómetros a toda velocidad. En un momento también los pensamientos echan a correr y se escapan en todas direcciones mientras se deslizan ante mis ojos, sin apenas darme cuenta, el perfil rocoso de las montañas y la extensión infinita de los campos sembrados. Los sotos de arboles pelados en los márgenes de un río y la desolación del páramo castellano. Todos los paisajes nos cuentan su historia, la iglesia que aparece a la vuelta de una curva, la sorpresa de un pantano tras un cambio de rasante, las viejas casas de piedra de ese pueblo por el que ya no pasa la autovía. El invierno se ha instalado en los campos que empiezan a reverdecer con una ligera pelusa de hierba que asoma en la mullida tierra húmeda de rocío.



Las ramas desnudas de los árboles pasan veloces recortadas contra el gris del cielo y me hablan de su tristeza, pero a mi gusta el dibujo en tinta china que pintan en la distancia. Como me gusta ese solitaria encina que hace guardia entre el sembrado. 













Las nubes que se cierran, que se desprenden del agua que les pesa y desdibuja el horizonte. No importa, mientras no sea un aguacero, es una delicia verla caer a tu alrededor desde el refugio del coche.


Se acomoda mi ánimo a ella y disfruto del matiz de acuarela que le presta al paisaje. 




Tampoco nos va a faltar en este viaje la niebla, como hilachas de algodón que se descuelgan por un momento velando suavemente los contornos, dejando a trozos que el sol se cuele a su través para regalarnos momentos mágicos tan breves que no se dejan atrapar por la cámara. 

Neblina que colma el fondo del valle un momento y que poco después se alza engullendo a los coches que avanzan sin descanso hacia esa masa blanca que ya nos envuelve.



Se pierde el horizonte, se pierden las referencias, solo quedan fantasmales árboles a la vera del camino que pasan raudos a nuestro lado. 





Sol y nubes, lluvia y niebla y sol de nuevo. Raspando los dientes de la sierra madrileña, sobre los campos de Castilla, entre los dulces prados verdes del norte…


Música que acompaña al pensamiento, pensamientos que acompañan al paisaje, paisaje que se mece en la música, en este tiempo fuera del tiempo. 


   No hay prisa por llegar, lo importante es el camino. 



30 comentarios:

  1. Que bonito es viajar y poderse recrear en las imagenes que nos va regalando el camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfruto mucho del camino y aunque en cualquier época disfruto del paisaje, resulta más interesante cuando no hace un sol expléndido y el cielo no es todo el tiempo azul.

      Besos

      Eliminar
  2. Lo importante es el camino, bien cierto. Y por esta razón me gustan tanto los viajes en coche y nada de nada los viajes en avión.
    Y mientras no haya nieve y hielo en la carretera y buena música en la guantera, disfruto. Como tú.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi viajar en avión no es viajar, o no tengo esa sensación.
      En tren también me gusta mucho aunque en esto también me gustaban más los trenes de antes, con sus compartimentos y sus pasillos donde podías abrir una ventanilla y dejar que el aire te diera en la cara.

      Besos viajeros.

      Eliminar
  3. Siempre siempre lo importante es el camino. Pero me quedo con el paisaje otoñal, mi mi estación favorita.
    Besines,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El otoño tiene unos colores con los que no puede competir el invierno pero a mi me encanta el dibujo de las ramas desnudas contra el gris del cielo.

      Besos

      Eliminar
  4. Bonita encina, si.
    Gracias por el viaje.
    Me ha gustado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No todo son viajes estresantes en metro, afortunadamente también podemos disfrutar de estos otros caminos mas agradables.
      Me alegro de que te haya gustado.

      Besos

      Eliminar
  5. Lo importante es el camino, que a veces con las prisas por llegar lo olvidamos. Y hay verdaderas maravillas, como las que nos muestras.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi siempre vamos agobiados por la prisa, por el ansia de llegar cuanto antes, sea donde sea y no disfrutamos del camino en sí mismo.

      Besos

      Eliminar
  6. Hola Jara, siempre que he viajado me quedo ensimismada mirando los paisajes que en ese momento tengo delante, con este viaje me has recordado a mi querida tierra manchega, son preciosas la imágenes que has puesto y dan la sensación de estar acurrucadita en el sofá viendo ese paisaje. Es importante el camino si, pero mas es llegar, sin prisas pero llegar:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que se han cruzado nuestros comentarios. Yo acabo de estar ahora mismo visitándote en tu blog y disfrutando con la bonita historia del violín mágico.
      No transcurre este viaje por tierras manchegas pero también las recorro con cierta frecuencia, aunque en ese caso creo que su mejor estación es la primavera. Algún día también las traeré por aquí.
      Pero sin prisas que paso a paso también se llega.

      Besos

      Eliminar
  7. Yo también soy de las que piensan que tan importante en un viaje es lo que se va a realizar en el destino elegido, como lo que te vas encontrando por el camino. Huyo de las prisas. Desde la ventanilla del tren también se disfrutan paisajes y momentos espectaculares, a la vez que puedes dar rienda suelta a tu imaginación y crear o recrear los lienzos que a tu fantasía le parezca bien. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El coche nos lleva donde y cuando nosotros queremos pero en ese caso el que conduce disfruta menos. Desde el tren el viaje es un auténtico placer y te diría que casi mejor si no es un AVE. ¡Incluso añoro aquellos viejos trenes con sus compartimentos para ocho y ese pasillo al que salir para estirar las piernas y asomarte a la ventanilla!

      Besos

      Eliminar
  8. Salir de la ciudad, alejarse del frenético huerto de hormigón, y disfrutar del viento, la niebla y el sol que se cuela por cada roto de las nubes...
    a eso le llamo yo disfrutar de un placentero viaje.
    Me gustó mucho acompañarte en tu trayecto, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por acompañarme en este viaje, me alegro de que te haya gustado.

      Besos

      Eliminar
  9. Ayer te acompañaba en tu pequeño viaje, hoy hago el recorrido con tus letras. La sensación que nos describe desde que te sentaste en el coche es de puro relax. Me encantó.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces iniciamos los viajes obsesionados por llegar cuanto antes, con la vista puesta solo en el punto final y nos olvidamos de mirar alrededor y disfrutar del recorrido.

      Besos

      Eliminar
  10. Yo, cuando voy de copiloto experimentó sensaciones similares a las Tuyas.
    Me ha encantado este Post.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que efectivamente no disfruta lo mismo del viaje el conductor que el copiloto.
      Me alegra que te haya gustado.

      Besos

      Eliminar
  11. Disfrutar de los paisajes, de los pueblos, de los colores, de los sonidos, las sensaciones, todo esto es una delicia. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Concha, exactamente todo eso cabe los viajes y puede ser una verdadera delicia.

      Besos

      Eliminar
  12. Pues mira, este viaje, aunque haya sido en coche, me ha encantado. Ya sabes que lo mío son los trenes, aunque sí, ahora con el Ave no es lo mismo, se gana en rapidez pero se pierden otras cosas. Nada, que me quedo con tu viaje, Jara.
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En tren o en coche el caso es hacer un viaje relajado y disfrutarlo.
      Me alegro de que te haya gustado este recorrido.

      Besos

      Eliminar
  13. HOLA
    TE VI EN LA CASA DE PEDRO Y HE VENIDO A CONOCERTE Y A QUEDARME EN TU PRECIOSO BLOG. ME GUSTAN TUS IMÁGENES. ESE ITINERARIO POR LUGARES TAN LEJANOS A LOS MIOS, VIVO EN ARGENTINA Y DESDE AQUÍ TE INVITO A MI SITIO. CURIOSO EL NOMBRE DE TU BLOG, PUES YO HOY HE PREPARADO EL TÉ DE LOS MARTES QUE ES CAFÉ EN REALIDAD.

    BESOS

    lujanfraix.blogspot.com

    MI BLOG PRINCIPAL POR SI QUIERES VISITARME.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luján,
      Encantada de tenerte por aquí. Me alegra que te haya gustado el blog y este pequeño viaje. Ya me gustaría poder hacer un gran viaje recorriendo los paisajes de Argentina de una punta a otra, mientras tanto es un placer encontrarnos a través de la pantalla de ordenador y poder intercambiar ideas, imágenes y opiniones.
      He hecho una visita muy rápida a tu blog y lo que he visto me ha gustado mucho pero me gustaría pasar con más tiempo y repetir las visitas.

      Besos

      Eliminar
  14. Hola!! Acabamos de encontrar tu blog y te seguimos desde ahora! :D Ojalá que también te guste el nuestro!! Un abrazo fuerte! :)

    http://melodiasporescrito.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendo teneros por aquí, en cuanto tenga un ratito (el tiempo es un bien escaso) pasaré a devolveros la visita y echar un ojito a vuestro espacio.
      ¡¡Bienvenidos, y espero contar a menudo con vuestra visita!!

      Besos

      Eliminar
  15. Bonitas fotografías. Mis felicitaciones.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Victoria Eugenia,
      encantada de tenerte por aquí, me alegro de que te hayan gustado las fotografías.
      ¡Bienvenida!

      Besos

      Eliminar