¿Quedamos a tomar café?

Yo me dispongo a tomarme algún que otro cafetito mientras tecleo, intentando pensar con cada sorbo y escribir entre uno y otro disfrutando de un momento especial en el que pueda volcar ideas, opiniones, sobre libros, música, imágenes, dar rienda suelta a algún que otro desvarío, desahogar algún grito, espero que también algo de humor, a través de esta gran ventana virtual.

Abierta queda. Si alguien quiere tomarse un café conmigo bienvenido sea.

domingo, 15 de febrero de 2015

Colores de invierno


Luz del norte sobre el lienzo
Colores de invierno en la paleta

          Sonrisas azules, verde mar
                        Pinta diciembre
                         Mañanas de azúcar

Cantan mar y cielo
Bailan olas y espumas
Corren nubes de caramelo

                 Ventosa tarde

                     Playa de enero

19 comentarios:

  1. Soy la primera. Y leo tus exquisitas líneas con la música de fondo de los niños del coro. Perfecto. Qué mar revuelto, qué frío da. Ese no es el mediterráneo. Y cómo bailan las olas espumosas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonitos colores le has sabido sacar al invierno de mi tierra. Sonrisas azules, verde mar, nubes de caramelo ¡Cómo me gustan!

    ResponderEliminar
  3. Colores de invierno que te susurra el viento y tu traduces en estos bellos versos.
    Me he quedado calada de la humedad de esa costa y de tus versos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Bonitos colores tiene también el invierno y has sabido plasmarlo a la perfección. Y qué me gusta escuchar ese mar revuelto, nervioso, fuerte...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. El invierno también tiene sus colores y lo único es que hay que estar en el sitio en el momento adecuado como hiciste para tomar esas bellas fotografias en la playa de enero.
    Cuidate mucho besotessssssssssssss

    ResponderEliminar
  6. Que bonita la playa en invierno y los colores que han quedado reflejados
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola Jara, todas las estaciones tienen su encanto y sus colores, lo único que debemos saber apreciarlos y tu lo has echo de maravilla en esta preciosa playa, que aun siendo invierno se ve con esos colores preciosa, me ha gustado mucho al igual que el poema con que has acompañado las imágenes, voy a ver si alcanzo una nube de caramelo y me la llevo:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. El mar, cualquier estación es perfecta para cantar al mar.

    ResponderEliminar
  9. Dos muy buenas fotografías, enmarcadas por brillantes imágenes poéticas.

    Grises las nubes
    le ensucian al verde mar
    su espuma blanca.

    Un placer leerte.
    Un abrazo.


    ResponderEliminar
  10. Qué fotos más bonitas, y qué mar más emfurecido ! En mi ciudad también tenemos frecuentemente temporales como este; toda la arena de la playa se nos amontona en el paseo y más de una vez hemos tenido algún sustillo importante....
    Besos !

    ResponderEliminar
  11. En cualquier momento el mar nos embelesa.
    Abrazote grande.

    ResponderEliminar
  12. A LAS BUENAS, JARA. Las fotos son chulísimas y las metáforas poéticas todavía las realzan más. Que por cierto, los mares norteños, SE SALEN.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  13. No sé qué me gusta más: si la foto, el texto o el invierno en sí. Me quedo con los tres. Besos!!

    ResponderEliminar
  14. Que maravillaaa...Me encanta el mar y ver como cantan y bailan las olas, Jara... me paso horas mirándolo cuando vamos a verlo.
    Gracias por este regalo.
    Buen martes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Adoro pasear por las frías playas del norte en invierno, con suerte disfrutar de mareas vivas, del rugido... y luego del resfriado
    Y vuelta a empezar
    Preciosa entrada
    Besos

    ResponderEliminar
  16. ;))) Jara, te cuento que, si bien la composición es exquisita en conjunto, permite que te cite en estos versos:

    Colores de invierno en la paleta

    Sonrisas azules, verde mar

    ¡¡Exquisitos!!...;)))
    B7s

    ResponderEliminar
  17. Te quedó un invierno de película.

    Besos.

    ResponderEliminar