¿Quedamos a tomar café?

Yo me dispongo a tomarme algún que otro cafetito mientras tecleo, intentando pensar con cada sorbo y escribir entre uno y otro disfrutando de un momento especial en el que pueda volcar ideas, opiniones, sobre libros, música, imágenes, dar rienda suelta a algún que otro desvarío, desahogar algún grito, espero que también algo de humor, a través de esta gran ventana virtual.

Abierta queda. Si alguien quiere tomarse un café conmigo bienvenido sea.

martes, 23 de septiembre de 2014

¡Adiós verano!

Ahora que el otoño llama a nuestra puerta es hora de dar por finalizada esta serie de cafés veraniegos y creo que la mejor forma de hacerlo es con un viaje. Será un viaje distinto, un viaje sin destino concreto. Un viaje a ningún sitio. Un viaje a los sentidos. Un viaje a los colores, a los olores, a los sabores, a los sonidos del verano. Un viaje para abarcarlo en un gran abrazo y así despedirnos de él hasta el año que viene.

Hoy haremos un viaje a todos los veranos. El mío, el tuyo, el nuestro. No necesariamente el de este año, quizá el del año pasado o el de hace ya unos cuantos años. Imaginaros que los reunimos todos y los mezclamos como si fueran las cartas de una baraja. Ahora sólo queda echarlas sobre la mesa y ver el cuadro que puedo pintar con ellas. Seguro que este viaje os va a resultar muy familiar. ¿Os apuntáis?

Al verano le gusta vestirse de vivos colores, así que lo mejor será empezar por hacer un recorrido por esos colores.

Para mi el azul es el rey del verano,



El verde le va a la zaga,

y el dorado es especial en estos meses.

Vamos a tomarnos un respiro con el blanco y el gris


para pasar a los más rabiosos: 
amarillos, naranjas, rojos y rosas


y a lo multicolor y la fiesta que se viste de noche.


El olor... es difícil atraparlo ¿verdad? Incluso evocarlo. Aunque si volvemos atrás lo encontraremos entre el azul del mar y en la humedad de la hierba, en la fragancia de una manzana y en el aire de la montaña. Intentemos imaginar también la brisa de la tarde en la piel, el calor del sol matinal en la cara, el cansancio satisfecho en las piernas tras una bonita excursión o la laxitud de cada músculo mientras estamos tumbados en la playa, en una tumbona de piscina, bajo la sombra de un pino o en el sopor de la siesta.
Eh, pero no toca dormirse aún. Todavía nos queda mucho viaje. El verano es también un momento ideal para disfrutar de la gastronomía allá donde se vaya o de una simple cerveza helada en la terraza del bar de abajo. He escogido algunas estampas que casi con toda seguridad estarán también entre vuestros mejores momentos veraniegos. Veamos...

Habrá que empezar por la cerveza, habitual en cualquier época pero gloriosa en verano, en una jarra helada, con su espumita y si además está bien acompañada por unas rabas o unas sardinitas asadas...

Otro clásico imprescindible en verano ¡la paella! Una paella al aire libre, con la familia, con los amigos... ¡cuando los chicos con el paño de cocina al hombro y armados con un cucharón se sienten los reyes de la parrilla! Para la noche dejamos la cena a la luz de las velas, con sus platos bien presentados y un delicioso helado de postre ¡hummm!


Verano para descansar, leer, escribir, jugar o soñar...





















Pero también la oportunidad de conocer nuevos lugares, de descubrir paisajes y piedras con historia, bellos rincones, espacios llenos de luz o llenos de arte.

Tiempo de vacaciones,
Días de sal, de tierra, de viento.
De piel desnuda, de risas y cantos.
Viaje de verano,
sin ceños fruncidos
ni puños crispados,
ya se ha acabado.

Es hora de la despedida, de devolver al trastero maletas, cubos y palas, toallas y sombrero.
Nos queda el recuerdo de este verano, de todos los veranos 
guardados en sus cajitas, todas iguales, todas distintas.

¡¡Adiós verano!! ¡¡Hasta el año que viene!! 

37 comentarios:

  1. Una entrada llena de color... y de sensaciones porque efectivamente, muchas de ellas nos resumen el verano. Yo que soy más de calorcito que de frio lo echaré de menos...odio sacar la ropa de manga larga, jajaja !!
    Besos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo odio el cambio de armarios pero reconozco que acabadas las vacaciones no veo el momento de que el verano se acabe también. Estoy encantada con las primeras lluvias y las temperaturas suaves. Menos mal que tenemos estaciones para contentar a todos, jajajaja.

      Besos

      Eliminar
  2. Bonito reportaje. Me hizo recordar los buenos momentos de algunos veranos.
    Adiós verano, adiós. Ganas tenia de que pasara, para saber que nos depara el otoño.
    Besos Jara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo llevo mal el calor así que del verano no me gusta más que el periodo vacacional y he aprovechado para destacar lo que tiene de bueno. A estas alturas encantada estoy de despedirlo.

      Besos

      Eliminar
  3. Un precioso Arco Iris que nos delimita el paso del verano al otoño. Yo ya lo esperaba con impaciencia, porque parecía que no terminaba este calor. Si pudiera quedarme en esta temperatura intermedia del paso entre estas dos estaciones, sería perfecto que el tiempo que parase con los colores del otoño o con los de la primavera, no sabría cual elegir.

    Besos de retorno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevo muy mal el calor así que la verdad es que ya tenía ganas de que terminara. Prefiero cualquier otra estación aunque lo que más me gusta es que se vayan alternando, tampoco me gustaría una eterna primavera, ni siquiera con todo lo que me gusta deseo un otoño perenne.

      Se nota que ya vamos estando todos por aquí. Otro cosa buena del fin del verano es el reencuentro con los amiguitos :)

      Besos

      Eliminar
  4. Maravillosa despedida del verano donde cada uno se puede encontrar en alguna faceta (o en todas)
    Con tu permiso, me quedo sobre todo con el azul del mar (el que sea) y el naranja playa. Todavía no se me ha pasado la tristeza de pensar el estar 12 meses sin verlos :((
    Aunque... todos los colores del verano me gustan. También los del otoño y el invierno y la primavera. ¡Qué dilema el mío! :D
    Besosss de colores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo Fram, a mi lo que más que gusta es que se alternen las estaciones, me gusta la variedad de colores, olores y sensaciones. En cuanto al mar... que decirte. El reencuentro es siempre una fiesta, sin algarabías, algo íntimo entre él y yo, pero fiesta.

      Besos

      Eliminar
  5. ¡Se me olvidaron las rabas y las sardinitas... a orillas del mar! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que allí saben distinto ¿no? Más auténticas.

      Eliminar
  6. Cuántas sensaciones produce esta bonita entrada! Me has recordado buenos veranos que he pasado. No precisamente este último, que no se va a encontrar entre los mejores. Tenía ya ganas de que se fuera a ver si el otoño se presenta mejor.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siendo así me alegro también por ti de que ya se haya acabado. Yo la verdad es que también tenía ya ganas de ver aparecer el otoño. ¡Estoy encantada con la lluvia de estos días! seguro que se llevan todo lo negativo y las cosas empiezan a pintar mejor :))

      Besos

      Eliminar
  7. Que se vaya yaaaaa y que se lleve el calor, que me tenía frito.
    Ahora se está de lujo con estas temperaturas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Por fiiiiiiiiin!! Yo tampoco soporto el calor más allá del periodo vacacional, una vez pasado estoy deseando que llegue el otoño.

      Besos

      Eliminar
  8. Preciosas fotos. Un adiós al verano siempre es triste pero al menos tenemos la esperanza de que vuelva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinceramente a mi lo que realmente me apena es el fin de las vacaciones porque soporto mal el calor y ya tenía ganas de que se asomara el otoño, pero con todo lo mejor es que vayan alternándose. Saber que a una le sucede la otra, que todo acaba y todo vuelve.

      Besos

      Eliminar
  9. Un viaje muy original y completo. Gracias. Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. Gracias a ti trimbolera por pasar a compartirlo.

      Besos

      Eliminar
  10. Qué preciosa entrada, tan llena de color, de sabor y... ay, sí, de olores :D Esa parte me la salto, ya sabes, pero me ha encantado el recorrido, un viaje maravilloso por los veranos. Caray, hasta me ha entrado hambre ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podemos transmitir imágenes fijas y en movimiento y sonidos pero... es imposible enlatar el olor del mar o el de la hierba recién cortada o el del aire (los perfumes son otra cosa). ¡Así que delante de la pantalla estás en igualdad de condiciones!

      Besos

      Eliminar
  11. Qué entrada tan bonita, me han encantado las fotos más teniendo el verano como eje central que es mi estación favorita. Este año aquí al menos casi ni lo hemos visto así que yo ya estoy deseando que regrese, que me ha sabido a poco
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí del verano lo que realmente me gusta son las vacaciones porque es cuando disfruto de él. Del aire libre, de sus colores y de todas esas sensaciones deliciosas. En la ciudad y trabajando sólo noto el calor y la verdad es que lo llevo bastante mal. LO bueno es que siempre vuelve.

      Besos

      Eliminar
  12. No soy veraniega pero me has llegado, esos colores y esos momentos buenos que por supuesto tiene el verano, jo, lo bordas, qué sensorial y bonita tu entrada hoy (con regusto a despedida pero bonita ;-)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que reconocer que lo despido con alegría. Del verano sólo me gusta el periodo de las vacaciones porque es cuando disfruto de él. Una vez superadas no veo el momento de que se acabe y de que llegue el otoño. Con este viaje aprovecho para rescatar lo bueno y deleitarme con ello y si lo has disfrutado me doy por satisfecha.

      Besos

      Eliminar
  13. Que bonita entrada llena de colorido y que bien refleja ese verano al que decimos adiós. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado y de haber conseguido ese reflejo.

      Besos

      Eliminar
  14. ¡¡Jopé!!...¡¡Qué entrada más trabajada, jara!!...;)))
    Te cuento que ha pasado muy rápido, sin embargo ha sido un tiempo exquisito -Ahora, a disfrutar del otoño con todas sus delicias...;)))
    B7s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En lo del trabajo no puedo hacer otra cosa que darte la razón Mari, como que veía que no llegaba a tiempo y que cuando quisiera acabarla ya no tendría ningún sentido. He tenido que hacer ¡¡horas extras!! delante del ordenador y cuando la tuve liste me pregunté si merecería la pena. Ahora sé que si.

      Lo mejor que puedo decir de este verano es que ha sido suave, porque soporto muy mal el calor y en ese sentido ha sido estupendo, pero la verdad es que ya tenía ganas de otoño y de lluvia. ¡A disfrutarlo!

      Eliminar
  15. Te faltó el azul verdoso del Océano Atlántico. Pero con una paleta tan extensa, queda compensado.

    ResponderEliminar
  16. Preciosa gama de colores muy bien reflejada. Me quedo con el verde!! Adiós verano, vete ya del todo!! :-P Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Bello caleidoscopio de esta estación que acaba. Seguro que preparas tu paleta para las venideras. !Que también tienen su belleza!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. A las buenas tardes-noches, Jara!!! Y pues mira, de todo lo que has puesto y si de la canícula hablamos...YO ME QUEDO CON EL VERDE HEINEKEN previo paso por el congelata, jajajajajajajaja, aunque los tonos siestorra con chicharra de fondo pero en el jardín y a la fresca, tambien se salen. Peeeeeeero...ya si eso, mejor que se haya despedido el veranito y que haya entrado el otoño, estación bella donde las haya. So, enhorabuena por el post!!!!!

    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  19. Vaya resumen de verano que has hecho. Está todo lo bueno de esta magnífica estación (que este año despido sin pena porque ha venido marcada por los mosquitos y me ha dejado marcada a mi)
    Me ha encantado, trabajadísima
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Ha sido un gran viaje, de ensueño. Los colores tan vivos nos envuelven en calor. El olor... ¡Y la compañía! Han sido unos minutos de paz, de tiempo en suspense. Me quedo con este verano y pasearé en enero, febrero... Gracias, Jara. Este invierno será mejor, tengo mi isla perdida para días grises :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Que preciosa despedida, llena recuerdos colores y olores para recordar hasta el próximo.
    Me quedo con al azul del cielo y del mar que tanto añoro y el verde de la hermosa narutaleza que recientito traigo de Asturias.
    sin tu permiso me quedo por aquí.
    Un beso desde Béjar.

    ResponderEliminar
  22. Pues sí, adiós veranito multicolor. Aquí en Galicia en nada se impondrá el gris en todas sus tonalidades... Qué pereza, por dios!! Has hilvanado una preciosa despedida, Jara!
    Besines, guapa!

    ResponderEliminar
  23. A mi el verano no me gusta nada , Jara , ni ahora ni cuando era pequeña . Me agobia tnto el calor y no poder ir de vacaciones que ... nunca me gustó aunque si me gustan mucho los azules en toda su variedad . Lo que más me gusta y cuando más disfruto es en Otoño porque ni frío ni calor y la Naturaleza nos regala una preciosa paleta de colores rojos, anaranjados , marrones ...siempre me gusta la Naturaleza pero sobre todo en Otoño , puedo coger mi cámara y dar mis caminatas por el campo haciendo fotos como loca , eso si, con un pequeño paraguas plegable por si le da por llover , cosa que ocurre de un segundo a otro . ¡ Feliz entrada de Otoño , Jara ! Un abrazo grande

    ResponderEliminar