¿Quedamos a tomar café?

Yo me dispongo a tomarme algún que otro cafetito mientras tecleo, intentando pensar con cada sorbo y escribir entre uno y otro disfrutando de un momento especial en el que pueda volcar ideas, opiniones, sobre libros, música, imágenes, dar rienda suelta a algún que otro desvarío, desahogar algún grito, espero que también algo de humor, a través de esta gran ventana virtual.

Abierta queda. Si alguien quiere tomarse un café conmigo bienvenido sea.

domingo, 12 de mayo de 2013

Por fin trajo el verde mayo


Por fin trajo el verde mayo
correhuelas y albahacas
a la entrada de la aldea
y al umbral de las ventanas
                    ... / ...
                         

No tengo espíritu primaveral, mi ánimo se acomoda mejor a las tardes otoñales y las frías y claras mañanas del invierno, al sonido de la lluvia y el viento, al cielo preñado de nubes que al de un azul impoluto. Me gusta quizá el primer atisbo de la primavera, cuando antes de que las plantas la presientan de repente una mañana al abrir la ventana sientes que el aire ha cambiado de textura y huele distinto, sí, el aire con su hálito sutilmente cálido me anuncia que el invierno se retira y quizá entonces recibo como una agradable caricia esos primeros rayos más cálidos de sol. Pero conforme se eleva su arco y se alargan los días y sus rayos empiezan a picar en la piel, dejan de parecerme agradables para convertirse en un incordio.

Sin embargo mi desapego por ella no me impide apreciar su lado más hermoso. Así como el otoño es para los bosques, el invierno para la montaña y para el verano la playa, la primavera es para el campo, para ese campo que se muere de sed en verano y reposa aletargado en invierno pero estalla en mil colores cuando saciado de lluvia se calienta dulcemente con esos mismos rayos que a mi me incordian cuando piso el asfalto.

Y mayo es el mes en el que el campo se viste de fiesta, donde reinan las flores silvestres y se empiezan a levantar las orgullosas espigas en los campos de cereales. Es el mejor momento para apreciar la belleza del bosque mediterráneo y de las dehesas, salpicadas del blanco de las jaras, el amarillo de la retama, el morado del cantueso y el rojo de las amapolas. El delicioso olor de la tierra húmeda a la caída de la tarde en la ribera de uno de esos ríos que pierden el nombre en verano y ahora muestran orgullosos la rica vida que los puebla.

Hay mucho donde escoger para recrearnos en este espectáculo tan hermoso como efímero, doblemente hermoso por lo efímero que es, pero mi corazón tiene querencia natural por un rincón de la provincia de Ciudad Real, allí donde sus dehesas se hermanan con las extremeñas en un paisaje bellísimo de horizontes lejanos, de suaves lomas y cielos infinitos. Y como año tras año he ido acumulando una variada muestra porque no consigo cansarme de fotografiarlo, he reunido en un vídeo algunas de ellas, con la seguridad de que en este caso, las imágenes valen más que las torpes palabras que pueda intentar reunir.

Abrid esta ventana mágica y dejad que la primavera se cuele en vuestra casa. ¡Espero que os guste!




                                                          .../...


Con luna y aves, las noches
son vidrio de puro claras;
las tardes, de puro verdes,
de puro azul, esmeraldas;
plata pura, las auroras
parecen de puro blancas
y las mañanas son miel
de puro y puro doradas.

Campea mayo amoroso
que el amor ronda majadas,
ronda establos y pastores,
ronda puertas, ronda camas,
ronda mozas en el baile
y en el aire ronda faldas...


                                                            Romancillo de mayo, de Miguel Hernández

40 comentarios:

  1. Precioso vídeo y música, acompañado por una entrada que contagia primavera en todas las lineas. Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te haya servido para abrir boca que por ahí arriba irá más atrasada y aunque tengáis mucho verde las flores todavía no habrán asomado.

      Besos

      Eliminar
  2. oye , pero ke maravilla , d video ¿ lo has echo tu solita? ke envidia !!!!
    y el romance de mayo...genial !! no lo conocía !! mil besos !!1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado y gracias por pasar a tomar este café con flores.

      Besos

      Eliminar
  3. Muy bonito el vídeo. En las imágenes me ha parecido reconocer algo del del precioso Valle de Alcudia.
    Me han gustado tu entrada dedicada a todo lo que nos ofrece la primavera. Pena que siempre nos resulte demasiado corta, en dos días estará todo achicharrado por el sol del verano.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Rafaela, has visto muy bien, ¡cómo no iba a reconocerlas!, no sé exactamente cuantas pero desde luego hay más de una del maravilloso valle de Alcudia y es cierto que dura muy poquito y enseguida se agosta pero aunque no sea tan espléndido cuando el campo está dorado también puede ser bonito, sobre todo a la caída de la tarde.

      Besos

      Eliminar
  4. Tampoco soy muy de primavera, que con la alergia no me llevo muy bien con ella. Pero es verdad que tiene sus encantos y nos deja paisajes bellísimos. Preciosa entrada!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué me vas a contar de la alegia! tengo dos ejemplos bien cercanos para los que la primavera es una tortura, pero hay que intentar verle el lado bueno :)

      Besos

      Eliminar
  5. Pues, sí: cuanto más cortas son las cosas, más nos gustan.
    Bueno, en mi situación, viviendo en la aldea (y viviendo su ritmo aldeano), la primavera es un lujo.
    Aunque el otoño, también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te puedes imaginar que me das un poquito de envidia, muy sana eso sí. Sin duda en la aldea se disfruta mucho mejor de esta época que en la ciudad, supongo que allí lo que se hará más duro será el invierno.

      Besos

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Gracias albanta por acompañarme en este café, me alegra que te haya gustado.

      Besos

      Eliminar
  7. Me quedo con el texto de primeras y la preferencia por otoños, lluvias, etc. Mañana vuelvo a por el vídeo que ahora no tengo audio :)
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es muy común encontrar gente que prefiera el otoño y las lluvias a la primavera, en mi trabajo al menos me queda más sola que la una en mis comentarios. Cuando la gente gruñe por la lluvia y el mal tiempo yo estoy encantada y en estos días que dan palmas por el "buen tiempo" yo empiezo a protestar porque el sol me sobra enseguida. Produce cierto alivio ver que no soy tan "rara" :)

      Besos

      Eliminar
  8. Una Entrada Primaveras con este Video, esta Música...Estas Palabras.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro por pasarte a compartirlo.

      Besos

      Eliminar
  9. Yo también soy más sensible al otoño que a la primavera: quizá porque en la sierra madrileña, ella no se deja saborear al pasarse tan rápido al sofoco estival que lo agosta todo. Así que... ¡a disfrutarla esos días que pasan tan pronto!
    Preciosas fotos como siempre. Y la música.
    Y preciosas palabras, las tuyas y las de Miguel Hernández.
    Besos
    PS Todavía no han abierto las jaras aquí. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sierra no es el mejor entorno para que la primavera se luzca en condiciones y ahora todavía es un poco pronto para esas alturas, supongo que las jaras florecerán más cerca de junio ¿no?. Lo bueno es que al vivir allí puedes disfrutar su brevedad. Los urbanos tenemos que hacer una escapada que nunca dura más de unos pocos días y recurrir a "encerrar" los paisajes en las fotos.

      Besos

      Eliminar
    2. ¡¡¡Hoy sí han abierto las primeras jaras!!! En dos días esto se pone como nevado de flores. :))))
      Es cierto dura muy poco cada flor, unas horas, de sol a sol pero cuando termina una empieza otra... y cuando terminen todas, venimos aquí a tomar café en tu compañía. ;) :))

      Besos, Jara (con mayúscula)

      Eliminar
    3. Las pobres plantas deben andar un poco desconcertadas, las flores que estuvieran dispuestas a salir se abrán pegado un susto mortal. No sé bien como de alto estás en la sierra pero para hoy se han anunciado nieves y no me extraña porque aquí abajo, además de llover, ha hecho mucho frío.

      Besos

      Eliminar
  10. Halaaaaa, menudo PEASO VÍDEO te has currado, vaya tela.

    Pues el caso es que a mi el calor me toca mucho las narices. Ser, soy de otoño, y de diciembres nevados y olor a leña en el fuego del hogar. La primavera me gusta un poco por lo que dices, al principio y por el contraste. El verano me gusta por la playa y de noche, o a partir del atardecer. Vamos, que cuando Helios señorea a lo burro yo me pongo las gafas de sol y casi me escondo de incógnito entre las sombras de cualquier cosa que la ofrezca, jajajaja

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda somos del mismo clan. El verano no me gusta nada de nada, sólo lo soporto mientras duran las vacaciones y el sol un poquito en la playa porque ni de noche lo aguanto según qué días.
      Pero... hay que sacarle algo de jugo a lo que toca en cada momento y ahora toca primavera.

      Besos

      Eliminar
  11. QUe chulada!!!!
    y aquí que salvo dos días sigue siendo invierno... pues yo me niego a sacar la chaqueta otra vez!
    He dicho!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he tomado esa actitud más de una vez, sobre todo cuando después de unos días pega un cambio brusco el tiempo y me pilla con que ya he cambiado la ropa de temporada, ¡si está guardada, está guardada! ¡faltaría más!

      Besos

      P.S. por cierto, tras unos días de sol justiciero esta tarde llueve, menos mal que acabo de empezar con el trasiego de ropa y a las chaquetas aún no les ha tocado.

      Eliminar
  12. Todos@s mis seguidores@s tenéis una flor dedicada en el Jardín de mi Blog.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Charo, enseguida pasaré a verla.

      Besos

      Eliminar
  13. A mi también me resulta mejor vivir las mañanas del invierno y los días otoñales , no me gustan las estaciones intermedias , aunque, la primavera es un regalo de luz y colores , de estallido de fuerza... Preciosa las Foto y el Vídeo me ha encantado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primavera me gana en los primeros días precisamente por el contraste y el estallido de colores, pero me temo que me canso enseguida, en cuanto el sol empieza a apretar un poquito.

      Besos

      Eliminar
  14. El otoño me mata.
    Y el invierno me entierra.
    Renazco en primavera.
    Y en verano brillo algún día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí no coincidimos para nada.
      A mí el verano me mata, renazco en otoño y en invierno estoy a tope, en primavera aguanto al principio y me arrugo en cuanto empieza a picar el sol.

      Besos

      Eliminar
  15. Que bellos paisajes se ven el Vídeo y las Amapolas lindas, hasta la flor del cardo.
    Te Felicito por tu buen Trabajo al hacer este Vídeo. Y el acompañamiento musical le va muy Bien.

    Saludos, manolo
    http://marinosinbarco.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Manolo por tu visita y tu comentario. Me alegra que te haya gustado y cuando te apetezca pasar por aquí a compartir otro café o infusión estaré encantada de recibirte.

      Besos

      Eliminar
  16. "Las noches son vidrio de puro claras..." Las únicas noches oscuras que conozco son las invernales. Así que, mis preferencias estacionales quedan al descubierto. Lo que realmente me deja tiritando es el frío. No lo soporto. ¿Se puede borrar el invierno del calendario? Un besito, Jara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Koncha las veladas de invierno arrebujada al calor del hogar también tienen su encanto, para mí mucho más que dar vueltas en la cama empapada en sudor.
      Creo que afortunadamente no se puede borrar el invierno, porque si fuera posible entonces yo borraría el verano y a poco que nos descuidáramos nos quedaríamos sin estaciones. Habrá que aguantarse con uno y otro y aprovechar los intermedios.

      Besos

      Eliminar
  17. Qué bonito. Yo también soy más de otoño pero por aquí, por el norte ya nos v haciendo falta algo de cálido sol, de luz...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda cansa. A mi en realidad me encanta que se alternen las estaciones, aunque por gusto alargaría unas y acortaría otras. De todas formas cuando la lluvia persiste día tras día la aparición del sol es una bendición y hay que aprovecharlo, yo es cuando más lo agradezco.

      Besos

      Eliminar
  18. Yo también soy más de otoño, me gusta la lluvia aunque cuando no cesa y llueve y llueve sin parar, me cansa. Esta misma tarde ha llovido en Jaén, y como me inspira la lluvia he escrito sobre la primavera tardía y el invierno que no acaba de irse. Con tu permiso abro la ventana que nos ofreces.

    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este año el invierno se resiste a dejarnos. Por Madrid además de llover hemos vuelto a temperaturas invernales. No es que me importe mucho pero me descolocan estos cambios bruscos.

      Besos

      Eliminar
  19. BUENO MIGUEL HERNÁNDEZ ES UNO DE MIS AUTORES PREFERIDOS.
    LINDA ENTRADA, ALEGRE, LLENA DE VIDA... ESPERANZADORA DIRIA YO. ES QUE DESPUÉS DE LOS FRIOS NACEMOS DE NUEVO. YO ESTOY POR ENTRAR EN EL ARDUO INVIERNO. YA HACE MUCHO FRIO POR ARGENTINA.

    BESOS

    ResponderEliminar
  20. ¡Me encanta Miguel Hernández! Es uno de mis poetas favoritos.
    Gracias por compartir una de sus poesías.

    Por cierto, tienes un blog estupendo, te sigo.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar